Saltar al contenido
The FIFA eSporter

La destitución de Julen Lopetegui, ¿justa o injusta?

Julen Lopetegui ha sido destituido como seleccionador español a falta de dos días para el comienzo del Mundial 2018 en Rusia. No es cuestión de colores ni de ideologías, pero el echar a un entrenador como han echado a Lopetegui tras una impecable trayectoria en la que nuestra selección y nuestros colores han estado invictos me parece, cuanto menos, cuestionable. Desde The FIFA eSporter hablamos sobre nuestro videojuego favorito, sobre el FIFA, pero como amantes de este simulador de fútbol, también lo somos del fútbol real. Es por ello que hoy quiero dar mi opinión respecto a este tema. Vale, Julen ha fichado por el Real Madrid y a lo mejor no era el momento adecuado para decirlo, pero es que si no lo decía ahora, ¿cuándo iba a hacerlo? Si lo decía a mitad del Mundial le iban a llover las críticas por todos los lados y, como ha asegurado en rueda de prensa, en cuanto se firmó su contrato informó a Luis Rubiales para que éste estuviera al tanto de todo lo sucedido.

Tras conocer dicha noticia, el Presidente de la Federación Española de Fútbol decidió echar, de mala manera y en directo, a nuestro seleccionador cuando quedaban dos días para que España se enfrentara a Portugal. A falta de menos de un día para que «La Roja» se enfrente a la selección capitaneada por Cristiano Ronaldo, Hierro asume el papel de entrenador principal, el ex-jugador del Real Madrid únicamente ha tenido la oportunidad de entrenar al Real Oviedo y no es que saliera muy bien parado, ni siquiera quisieron renovarle debido a sus malos resultados. Dejando de lado la experiencia casi inexistente de Hierro al frente de un banquillo, ya han existido otros casos como el de Julen en el pasado, sin ir más lejos el de Luis Aragonés, que fichó por el Fenerbahce turco a falta de cuatro días para disputar la final de la EURO2008 (sí, la que ganamos) y no sucedió absolutamente nada, ¿por qué ahora sí? ¿A Rubiales le entró una rabieta de última hora y decidió echarle? Quién sabe… Lo que si que parecía de verdad eran las lágrimas del ex seleccionador en la rueda de prensa que le acreditaba como entrenador del Real Madrid, roto por dentro tras sufrir esa inesperada y amarga despedida. No solo él se ha quejado, sino que Florentino Pérez se ha puesto de su parte y ha asegurado que hicieron las cosas como había que hacerlas y sin incumplir ninguna cláusula, por lo tanto, no me explico qué puede haber pasado para que esto suceda, solo espero que no sea una desgracia para este gran equipo que ha conseguido formar y consolidar el entrenador español y que podamos llevarnos a nuestras vitrinas, de nuevo, un título del mundo.

Solo me queda confiar en Fernando Hierro para que cambie lo menos posible las tácticas usadas y estipuladas por Lopetegui, no sería bueno cambiarlas sin haberlas probado antes, experimentar a falta de escasas horas no suele salir bien y menos aún cuando España no ha perdido un partido en los últimos dos años. Nuestra selección merece estar en lo más alto y, repito, no es cuestión de colores, si esto hubiese pasado con Luis Enrique o Guardiola me seguiría pareciendo un auténtico disparate que se acabe de esta manera con la trayectoria de éstos.
Ahora queda un largo camino, unos días duros en los que la gente va a llenar las calles de banderas para apoyar a nuestra selección, para disfrutar del mejor deporte del mundo y para llevar en volandas a «La Roja», a esa que ya nos dio la gloria en años anteriores y que, por qué no, nos la puede devolver este año, ¡VAMOS A POR EL SEGUNDO!