Saltar al contenido
The FIFA eSporter

VAR, sin ti nada habría sido lo mismo

Foto de: Mundo Deportivo

La tecnología se ha convertido en decisiva marcando el rumbo de Portugal, España, Francia, Dinamarca, Suecia y México para los octavos de final. Y es que quizá Portugal no habría caído contra Uruguay o Argentina no habría sucumbido ante Mbappé si no hubiese habido VAR, ya que las decisiones tomadas desde la sala arbitral en la fase de grupos hicieron justicia y situaron a la selección lusa como segunda del grupo B y a Francia líder del C.

Fue realmente agónico, y sobre todo para nosotros, el final de fase de grupos que nos deparó el VAR el día 25 de junio en Rusia. A España le valía con hacer los deberes y vencer a Marruecos. Dependíamos de nosotros mismos para asegurarnos la primera plaza y enfrentarnos a la que ya sabíamos que iba a ser nuestro rival en octavos, la anfitriona. Lo que pasó ya es historia, los de Hierro no supieron hacer frente a un conjunto marroquí ya eliminado y en el descuento del partido íbamos perdiendo el encuentro y el liderazgo. Pero, cuando todo parecía sentenciado, un justiciero enmascarado entró en escena. Los de Cristiano, que iban ganando con un golazo de Ricardo Quaresma, escuchaban sonar el silbato de Enrique Cáceres en el descuento para dictaminar penalti tras la revisión de una mano dentro del área de Cedric por el VAR, un pitido que hizo que, a día de hoy, Portugal no siga en la competición. A su vez, Iago Aspas hacía uno de los goles del torneo: un taconazo ante el que nada podía hacer el meta Munir y que era anulado por el colegiado por fuera de juego. La decisión no estaba del todo clara, por lo que Irmatov decidió consultar con sus asistentes de sala. El gol era legal y el penalti a favor de Irán era convertido. En muy pocos minutos cambió el rumbo de España para continuar por la lucha del Mundial de Rusia.

El VAR está siendo realmente determinante en lo que llevamos de Mundial y un dato que lo corrobora es el número de penaltis pitados, 24, récord histórico de esta competición. Pero es que, además de concederlos, también los ha evitado, como pudimos ver, por ejemplo, con el piscinazo de Neymar ante Costa Rica. Aquí ya no se engaña a nadie. Cada día encontramos más semejanzas entre el fútbol y nuestro querido videojuego, el FIFA. Acercamos la ficción a la realidad, pero también la realidad a la ficción, ya que podemos decir que la precisión robótica que contiene el simulador de EA Sports es el objetivo que persiguen organismos como el que está siendo el protagonista en Rusia. El siguiente paso le toca al juego, ¿un VAR para acabar con el hándicap?, por favor cuanto antes.

Configuración